Para los Arquitectos en su día. Por César García Urbano Taylor

El primer Arquitecto de la historia fue Imhotep; astrónomo, médico y autor del icónico Complejo de la Pirámide Escalonada. Vivió hace 2.600 años A.C y llegó a ser considerado una deidad para el pueblo egipcio; por sus significativos e importantes aportes a su pueblo.

“…Te saludo querida divinidad ¡Imhotep, hijo de Ptah! (…) Los hombres te aplauden y las mujeres te adoran. Todos exaltan tu bondad para que les cures (…) Te traen ofrendas y regalos… Te profieren alabanzas (…) Que ingieras cerveza con tus hermanos los viejos dioses, y alimenta luego a los espíritus rectos…”; reza una inscripción encontrada en el Templo de Kamak, cerca de Memfis.

Es importante destacar que el primer Arquitecto de la historia, un erudito egipcio, haya sido venerado como deidad sin ser un Faraón; básicamente por su conocimiento, materializado en importantes contribuciones a una de las civilizaciones mas representativa en aportes para la Humanidad y consecuentemente al desarrollo del diseño y la construcción en culturas posteriores.

4.600 años después de su existencia terrena, su obra continúa en pie y desde entonces los arquitectos han llenado de ventajas nuestras vidas; mejorando, embelleciendo y optimizando el uso de los espacios para crear sociedades mas prácticas, funcionales y eficientes.

No existe civilización sin arquitectos y no por la magnificencia de las obras que pudieran diseñar y construir, que es parte fundamental de ellas; sino porque su método genera organización, absolutamente necesaria para acoplar la vida en Sociedad.

Así pues; felicitaciones a estos profesionales, ancestralmente presentes en el diseño y solución de la vida de todos nosotros. Quienes nos cautivan con visiones sorprendentes; conquistan alturas, cruzan ríos; vencen profundidades, fabrican anhelos y confeccionan los sueños de las personas.

Viviendas, centros comerciales, oficinas, parques, rascacielos, puentes, clínicas, avenidas, paseos, museos, mercados, mausoleos, universidades… Los espacios físicos donde nos desarrollamos, reímos, lloramos. Los lugares donde la Humanidad coexiste, sino está en ambientes totalmente naturales… Gracias a los arquitectos por ello. Que Dios, el Gran Arquitecto, los siga iluminando para convertir los anhelos en realidades físicas.

César García Urbano Taylor
Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (1999). Corredor Certificado por la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (2000-2001). Especialización en Derecho Corporativo. Universidad Metropolitana (2007). Diplomado en Historia de Venezuela. UNIMET (2009). Diplomado en Estudios Latinoamericanos. UNIMET (2010). Diplomado en Dirección de Empresas Constructoras e Inmobiliarias UCAB (2009-2010). Maestría en Gerencia, Dirección y Gestión de Empresas Constructoras e Inmobiliarias. Universidad Politécnica de Madrid. Mención Sobresaliente (2009-2010).
cesarsgu@gmail.com

Imagen tomada de google.com

One thought on “Para los Arquitectos en su día. Por César García Urbano Taylor

  1. Interesante el hecho de tener datos de la existencia de un arquitecto que data del 2600 A.C. ¿Nos quedan evidencias de como realizaban los trazados/planos en la época? ¿Queda el reflejo de algún cálculo?
    Interesante post. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *