Daniel Fernandez Shaw y 5 Rue de Brocá (5ºeme)

Daniel Fernández Shaw falleció el 31 de diciembre de 2016. Daniel y yo compartimos la vida arquitectónica, desde que entré a trabajar a su oficina, Siso & Shaw el 2 de julio de 1970. Tuvimos, como toda relación laboral entre ARQUITECTOS, sus altos y sus bajos. Pero en esta circunstancia, en la que ya no hay retorno, recuerdo sólo las cosas positivas de nuestra relación, que fueron muchas. Entre otras, fue Daniel quien se dio cuenta de mi habilidad con el diseño, sobre todo con el interior, y fue él quien me “empujó” a que yo me dedicara en cuerpo y alma al desarrollo de la Iglesia de Parque Central que se inauguró en agosto de 1973. Por sugerencia de Jesús Yépez, editor de la revista Entre Rayas, escribí esta nota en memoria de Daniel sobre nuestra aventura en París a principios de 1973.
Arq. Nikolajs Sidorkovs

 

En febrero de 1973 Diego Arria, Presidente de Corpoturismo, nos contactó a Julio Obelmejías y a mí para ir a París en el mes de marzo a montar el evento El mes de Venezuela en la Tour Eiffel.

Henrique Siso y Daniel Fernández Shaw, amantes de París, nos apadrinaron en el acto y nos dispusieron su apartamento en la Rue Broca, en 5ºeme, pasando la Sorbona.

Una vez definido el viaje, se nos anexaron Josefina Álvarez, con su hijo, Enricote y su mamá, Mariana; así mismo, Marisa Palacios, A Zoo Venezuelan way. Daniel también contactó a Ionel Schein, arquitecto rumano de París, quien había estado en Caracas y escribió un librito: Caracas ou la difficulté d’etre une ville (Caracas o la dificultad de ser una ciudad) para que nos ayudara. Para lo cual no solo nos prestó un cubículo en su oficina, sino que hizo los contactos con el Alcalde de París.

Nos fuimos una tarde en Air France y llegamos a París el 1 de marzo a 0º de frío. Pasadas dos semanas, aparece Daniel, quien bajo la excusa de estar con su mujer y su hijo, estaba ansioso de salir con nosotros para ver “otra París”, y así fue. Terminamos una noche en el Alcazár, con un drag show sensacional dedicado a Liza Minelli.

Por su parte, Daniel nos llevó a sus cuarteles, el Café de Flore y el de Les Deux Magots, en Boulevar Saint Germain, y conocimos sus compinches parisinos.

Qué diferente puede ser la gente cuando está en su mundo. Esas noches SaintGermanescas son eternamente inolvidables.

Gracias Daniel por esos ratos, que te vaya bien y ya nos veremos!!!

Fotografía: JRP / tomada de google.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *