El NO a tiempo. Por el Arq. Carlos Alvarez Guzman

En arquitectura, la vida y en los negocios, es tan importante tener buena disposición de trabajar o comprometerse con amor como aprender a decir NO.

El NO a tiempo, puede salvarte de situaciones incomodas futuras, te puede librar de juicios legales, de perder dinero, amistades, familia y prestigio.

En arquitectura, es común decir si, aún a sabiendas que la palabra es NO.

Estimados colegas, tengan siempre presente que NO hay que pagar por trabajar, que él que siempre dice si, finalmente termina mal, cobra barato, no tiene control ni de la obra ni el cliente y que por lo general… termina poniendo el poco dinero que cobró por sus servicios.

Este es un consejo a los jóvenes colegas.

Feliz fin de semana.

 

Arq. Carlos Alvarez Guzman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *