COPOSA apuesta por el potencial de las personas con discapacidad

La empresa 100% venezolana dedicada a la producción y comercialización de aceites y margarinas vegetales ha integrado a su actividad productiva a minorías vulnerables

La incorporación plena de personas con discapacidad al ámbito productivo es un tema importante para las empresas que son socialmente responsables en nuestro país. La legislación nacional en esta materia, vigente desde el año 2007, constituye un avance significativo que sentó las bases para detener la discriminación de aquellos venezolanos que presentaban alguna discapacidad (congénita o adquirida) en ciertos aspectos de la sociedad.

Coposa se sumó a este empuje varios años atrás con el estímulo para el empleo y a la formación de trabajadores, a través de políticas y planes de inserción que se caracterizaron por no tener ningún tipo de discriminación.

Con el programa de Trabajadores con Oportunidades y Mejoras, esta empresa dedicada a la producción y comercialización de aceites vegetales y margarinas logró integrar a su plantilla a un nutrido número de personas, que si bien presentan alguna condición discapacitante, tienen al mismo tiempo un potencial superior para el trabajo eficiente.

Mirla Blanco es un ejemplo tangible de esta realidad. Hoy ella se desempeña como Analista Jr. de Almacén de materias primas y sus metas giran en torno al crecimiento personal y profesional en pro del desarrollo propio, de su familia y del país. Con ocho años dentro de la empresa, esta venezolana con discapacidad motora en su pierna derecha se siente orgullosa de las labores de control y recepción que allí realiza, así como de la relación empatía e igualitaria que mantiene con sus compañeros.

“Cuando llegué aquí entré como auxiliar administrativo, posteriormente pasé a ser analista de personal Nº-2, unos años después me desempeñé como analista de almacén de materias primas y ahorita soy analista Jr. de almacén., es decir, durante estos 8 años se ha reconocido mi labor y mi esfuerzo dentro de la empresa, esto me hace sentir satisfecha y a gusto con lo que hago”. Señala Mirla Blanco.

Un número superior al 5% de los empleados de Coposa esta certificado por el órgano nacional con competencia para estos fines, que es el Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (CONAPDIS). Esto representa una cifra superior a la exigida a las empresas venezolanas por el instrumento jurídico, denominado Ley para las Personas Con Discapacidad, en su artículo 28.

“Trabajamos apegados a los derechos de las personas con discapacidad insertando a miembros de estas minorías de forma plena al trabajo digno y con unas condiciones laborales satisfactorias (…) aquí en Coposa, las personas con discapacidad, como cualquiera de nuestros trabajadores, tienen la oportunidad de crecer y desarrollar todo su potencial de acuerdo, no a sus discapacidades, sino a sus capacidades, que son muchas”, precisó José Aviles, Gerente de Gestión Humana.

Las actividades que se realizan dentro de Coposa para producir alimentos vegetales del rubro oleaginoso son diversas, y las capacidades del personal que allí labora también lo son. Las personas con condiciones especiales se desenvuelven en cargos variados: desde operadores en planta o personal de seguridad interna, hasta personal adscrito a la Gerencia de Gestión Humana. Ellos gozan asimismo de los beneficios que tiene la plantilla convencional, ni más ni menos, y son tomados en cuenta para las diferentes postulaciones que se presentan a cargos de mayor responsabilidad y mejor remunerados.

“La totalidad del personal con discapacidad que tenemos en Coposa carecía de experiencia laboral antes de ingresar a esta empresa, entonces no sólo estamos impulsando la integración plena de este sector vulnerable de la población sino que impactamos a sus familiares y sus entornos de manera positiva con el mensaje integrador sin discriminación”, reveló Avilés.

Por su parte, Vanessa Montes, con discapacidad motora por poliomielitis infantil y cinco años de labor en el departamento de servicios generales de Coposa, exhorta a las personas con discapacidad a que se integren a la actividad productiva: “No se sientan más que nadie, pero tampoco se sientan menos que nadie; todos somos seres humanos iguales y nosotros también tenemos potencial equivalente al de las personas convencionales, incluso más y mejor potencial para el trabajo”, reveló Montes.

Vanessa quiere seguir creciendo dentro de la empresa al tiempo que se plantea retomar sus estudios. Aboga por seguir desempeñándose con la dedicación que le caracteriza apegada a sus compañeros a quienes describe como partes de una especial familia.

Sobre Coposa
En 1974 un grupo de agricultores soñó con hacer del estado Portuguesa un poderoso centro agroindustrial para Venezuela, fundando el Consorcio Oleaginoso Portuguesa, S.A. (COPOSA), empresa de origen 100% venezolano, que tiene ya más de 40 años produciendo y comercializando los mejores productos oleaginosos bajo lo más estrictos estándares de Calidad.
En sus inicios el aceite de algodón fue su principal producto comercial pero con el pasar de los años diversificó su producción, comercialización y distribución en cuantiosos productos de origen vegetal oleaginoso para los mercados nacionales e internacionales a través del uso de altos estándares de tecnología y mercadeo, ofreciendo así productos alimenticios de la mejor calidad.
Hoy Coposa produce aceites 100% puros de soya y girasol, aceite vegetal tipo mezcla, margarinas de consumo masivo, margarinas ligeras, margarina para repostería y manteca vegetal y es considerada como una empresa con sus trabajadores y las comunidades.

Información enviada por:
Leonisia Cusati
Consultor de Cuentas y PR
Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas
consultor2@comstatrowland.com
Cel.: 0414.3114699
Ofc.: (212) 993.88.95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *