Ingenieros civiles que construyeron el país

El martes 6 de junio los argentinos conmemoramos el Día de la Ingeniería, que comenzó a celebrarse en 1870 desde el egreso de la Universidad de Buenos Aires del primer ingeniero civil de la Argentina, convertido luego en baluarte, el Ing. Luis Augusto Huergo. En el marco de esta celebración, el Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC- destaca el perfil de cuatro ingenieros civiles que construyeron el país y que hoy siguen siendo referentes inspiracionales para las nuevas generaciones.

En el último tiempo, mucho se habla de la falta de ingenieros civiles, que se ha convertido en un problema a nivel mundial. Las empresas del sector manifiestan dificultades a la hora de reclutar, en sus estructuras laborales, a profesionales de la ingeniería en todas sus ramas. ¿Por qué los estudiantes no eligen esta carrera? Esta es una pregunta clave a la cual el CPIC busca encontrar respuestas. “Posiblemente estamos viviendo en la era de la post verdad, donde las carreras humanísticas prevalecen frente a las ciencias exactas, la visión emocional frente a la racional. A la ingeniería se la ve como una carrera difícil y no se contempla su excelente salida laboral”, explica el Ing. Civil Victorio Santiago Díaz -gerente del CPIC con amplia trayectoria en la docencia-. Continua: “De acuerdo a consultas realizadas por el CPIC a responsables de la carrera de Ingeniería Civil de distintas universidades, las principales razones por las que disminuyó la inscripción de alumnos, pueden estar relacionadas con la desindustrialización del país y el desprestigio que cobraron las carreras técnicas en la sociedad durante la década del ’90. Asimismo, confluyeron en este cuadro, el contexto socio-económico de Argentina post crisis del 2001 que disminuyó la demanda de profesionales de esta área, y la incompatibilidad entre la deficiente formación en las asignaturas básicas (matemática, física y química) y una estructura rígida en una carrera denominada “dura” y con poco “marketing”. Todo lo cual, configuró las condiciones necesarias para que actualmente se reflejara una carencia notable de ingenieros de entre 25 a 45 años.”

La problemática viene desde hace varios años y hoy no tenemos la cantidad de ingenieros civiles necesaria para crecer como país. Es absolutamente imposible pensar en un modelo de desarrollo productivo que prescinda de profesionales de la planificación urbana, de la infraestructura, de la hidráulica y de otros desafíos claves para el crecimiento. Por todo lo mencionado anteriormente, en el Día de la Ingeniería, el CPIC quiere homenajear a cuatro baluartes de la profesión que hicieron historia y contribuyeron a la construcción de nuestro país, y que sin duda son en la actualidad perfiles inspiradores para los estudiantes contemporáneos.

– Ing. Luis Augusto Huergo (1 de noviembre de 1837 – 4 de noviembre de 1913) fue el primer ingeniero civil egresado de una universidad del país . Realizó proyectos vinculados a la consolidación de nuestro país como la canalización de los ríos Tercero, Cuarto y Quinto para aumentar el caudal del Salado, un tramo del ferrocarril Pacífico de Buenos Aires a Villa Mercedes, y el puerto de San Fernando con un dique de carena que fue el primero construido en el país. El Ingeniero fue también protagonista de la creación del Puerto de Buenos Aires. Para ello, diseñó un sistema de dientes oblicuos instalado en el centro de la costa de la ciudad con un canal de acceso desde el Riachuelo. Sin embargo, su proyecto fue rechazado, y el puerto fue construido gracias a la aprobación del presidente Roca, por el diseño de eslabones presentado por Eduardo Madero, sobrino de Francisco Bernabé Madero, vicepresidente de la Argentina en aquel momento. El proyecto aprobado fracasó y el diseño de Huergo fue utilizado más adelante cuando se amplió el puerto, lo que terminó por reivindicar su propuesta. El Ing. Huergo había anticipado desde el inicio que el diseño del puerto a través de los famosos docks pronto sería insuficiente frente a un intercambio comercial internacional creciente.

 

– Ing. Enrique Butty (2 de noviembre de 1887 – 24 de abril de 1973) fue un ingeniero, docente, decano y rector en la Universidad de Buenos Aires. En 1917 plantea su “Método por reducciones sucesivas para la resolución de sistemas de múltiple indeterminación estática” por primera vez en el mundo, que tuvo gran repercusión. Durante su carrera profesional ejerció los cargos de Presidente de Obras Sanitarias de la Nación, presidente de YPF y presidente de SEGBA. En honor a su destacada contribución en la docencia, la Biblioteca de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires lleva su nombre.

 

– Ing. Pascual Santiago Palazzo (27 de noviembre de 1890 – 11 de marzo de 1980) fue un ingeniero especialista en vías de comunicación. Supervisó la construcción de la Avenida General Paz, de importancia estratégica como límite entre la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires. Fue el autor de los proyectos iniciales del Acceso Norte y Acceso Sudeste de la ciudad de Buenos Aires. Desde el año 1981, la autopista de Acceso Norte de la ciudad de Buenos Aires lleva el nombre oficial de “Autopista Pascual Palazzo”.

 

– Ing. Hilario Fernández Long (12 de septiembre de 1918 – 23 de diciembre de 2002) fue rector de la Universidad de Buenos Aires al momento de producirse, hace cincuenta y un años, el desgraciado hecho de intervención a dicha casa de estudios conocido como la “Noche de los Bastones Largos”. El Ingeniero intervino en grandes proyectos tales como las creativas estructuras de hormigón armado del Banco de Londres, de la Biblioteca Nacional, del edificio de IBM así como también participó en el desarrollo de los puentes Chaco-Corrientes y Zárate – Brazo Largo. En 2003 fue galardonado en forma póstuma con el premio Konex de Honor de Ciencia y Tecnología.

Cabe destacar que además de celebrarse el 6 de junio el Día de la Ingeniería Argentina, también se festeja el 16 de junio el Día del Ingeniero en conmemoración del inicio de la enseñanza de Ingeniería en nuestro país.

Sobre CPIC
El Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC- es una institución pública de jurisdicción nacional, con responsabilidad social, que cumplió su 70 aniversario en 2014. Su misión es promover y velar por el ejercicio profesional responsable, con un marco ético, en beneficio del interés público. Nuclea cerca de 4.500 ingenieros civiles y 2.700 Maestros Mayor de Obra. El CPIC colabora en el dictado de la Maestría en Planificación y Gestión de la Ingeniería Urbana junto a FIUBA y UTN. Apuesta a la Responsabilidad Social Institucional a partir del apoyo a diferentes ONGs y busca permanentemente diversos beneficios para sus matriculados, como la ampliación de las incumbencias de la profesión. Trabaja activamente para lograr posicionar a la Ingeniería Civil como la profesión y ciencia capaz de impactar -de manera directa y positiva- sobre la calidad de vida de los ciudadanos. Concientiza a la población sobre los problemas actuales o futuros que pueden aquejar a la sociedad y sobre los aportes que puede brindar la ingeniería civil como solución. www.cpic.org.ar

Información enviada por:
SARZABAL | Comunicación Estratégica
info@sarzabal.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *