El ahorro energético es una prioridad para Mabe

22 Jul 2017 | 0

Como parte de su campaña ecológica, la empresa líder en electrodomésticos MABE, ha emprendido la iniciativa de crear consciencia sobre la importancia de la energía y el papel que juega en la protección del medio ambiente

El ahorro energético, también denominado “ahorro de energía” o “eficiencia energética”, consiste en la optimización del consumo energético con el objetivo final de disminuir el uso de energía, sin que por ello se vea resentido el resultado final. Tal rutina supone una preservación de recursos naturales para salvaguardar al medio ambiente y fomentar un desarrollo sustentable. Por este motivo, debemos de ser responsables mediante un consumo de la energía moderado.

En tal sentido, como parte de su campaña ecológica, la empresa líder en electrodomésticos MABE, ha emprendido la iniciativa de crear consciencia sobre la importancia del ahorro energético, y el papel que juega en la protección del medio ambiente. Sin duda alguna, casi todos los productos de uso diario generan un impacto energético, que se evidencia teniendo en cuenta la energía que gastan a lo largo de su ciclo vital: producción, utilización y término.

En la mayoría de los casos la fase más importante es la vida útil. Ahorrar energía no es sólo ayudar a mejorar y proteger el medio ambiente, también es una contribución a mejorar la economía doméstica. Actualmente, es fundamental usar la energía de una manera consciente, reducir su consumo.

Desde lo básico
La tecnología ha hecho posible tener una gran variedad de electrodomésticos, y con ellos una mayor comodidad y calidad de vida. Sin embargo, estos equipos también son los máximos responsables del consumo eléctrico en nuestro hogar. Por ello, MABE, comparte algunos datos y tips importantes para fortalecer el ahorro energético mediante el uso consciente de estos enseres.

En cuanto a la nevera, la puerta es una de las claves más importantes del ahorro de energía. Es recomendable organizar los alimentos para que al sacarlos de la nevera tome el menor tiempo posible. Esto se aplica también para la puerta del congelador. En las neveras que no son No-Frost, es necesario evitar que se acumule hielo y escarcha; con esto se puede conseguir hasta el 30% de ahorro, pues la escarcha acumulada resta eficiencia al aparato. Es útil ajustar el termostato a temperatura de refrigeración de 5ºC, y -18ºC la del congelador, así como mantener este electrodoméstico bien limpio y ventilado en la parte trasera, no introducir nunca alimentos calientes. Asimismo, es aconsejable no adquirir neveras más grandes de lo necesario, pues cuanto más grande es un equipo más potencia requiere para su funcionamiento.

En cuanto a las lavadoras, son equipos que consumen mucha energía, sobre todo cuando tiene que calentar el agua. Siempre es mejor utilizar los programas de lavado en frío y hacerla funcionar cuando esté del todo llena. En el caso de que tenga toma de agua caliente, es necesario verificar que esté conectada. Es imprescindible aprovechar al máximo la capacidad del equipo, así como usar programas económicos o de baja temperatura y realizar un buen mantenimiento. También es importante elegir aparatos con etiqueta de clase A de lavado y centrifugado, o aparatos bitérmicos que toman directamente el agua caliente del circuito procedente del calentador.

En la cocina, si se usa la eléctrica, es pertinente aprovechar al máximo el calor residual, apagando la cocina unos minutos antes de acabar la cocción, así como, usar el microondas en lugar de la cocina para calentar los desayunos, almuerzos y meriendas; es más rápido y consume menos energía. Es conveniente tapar las ollas durante la cocción y utilizar ollas a presión y evitar el fuego al máximo cuando los alimentos estén hirviendo.

La secadora es un gran consumidor de energía, por lo que sería más adecuado utilizar el calor del sol para secar la ropa. También es recomendable comprar secadoras a gas. Si es eléctrica es preferible que sea de la clase más eficiente. Antes de utilizarla, centrifugar previamente la ropa en la lavadora. Otro método para ahorrar energía con este electrodoméstico es aprovechar al máximo su capacidad y procurar que trabaje siempre a carga completa.

Información enviada por:
Lic. Claudia Rojas
Consultor de Cuentas y PR
Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas
consultor1@comstatrowland.com
Ofic: 0212-9928511 / 9938895

Otros artículos

Comenta este artículo